jueves, 29 de noviembre de 2007

CHRISTIE'S SUBASTA IMPORTANTES CUADROS ESPAÑOLES EL 6DIC


400,000 - 600,000 British pounds

400,000 - 600,000 British pounds

Un "Ecce Homo" de Luis Morales (hacia 1515-1586) y una "Natividad con Anunciación a los Pastores" y "Sagrada Família con San Juan Bautista", de Murillo (1618-1682), forman parte de la subasta de viejos maestros que llevará a cabo Christie's en Londres el próximo 6 de diciembre.
EFE Recientemente descubierta y en buen estado de conservación, la tabla de Morales, en la que aparece un Cristo lacrimoso, maravillosamente modelado, con las manos atadas con una soga y una caña en una de sus delicadas manos, rezuma espiritualidad. El artista extremeño, apodado "el Divino", pintó numerosas tablas devocionales, pero buena parte de las que se le atribuyen son réplicas inferiores del taller o de alguno de sus imitadores. La pintura que se ofrece en Christie's, a la que se calcula un precio de entre 500.000 y 860.000 euros, es una composición de gran calidad y de tamaño algo superior al habitual, por lo que se pintó con seguridad para un mecenas importante. Isabel Mateos, experta en la obra de Luis de Morales, incluirá esta tabla en su próximo catálogo razonado del artista. "La Natividad..." del sevillano Bartolomé Esteban Murillo, dramática ilustración de esa escena bíblica, en cuyo fondo el ángel anuncia la buena nueva a los pastores, se espera que alcance un precio de entre 560.000 y 840.000 euros. De Murillo se ofrece asimismo al mejor postor una "Sangrada Familia con San Juan Bautista", estudio para una composición que se encuentra actualmente en el Szépmüveszeti Muzeum, de Budapest. Otra pintura española que sale a puja es un bodegón de Juan de Árellano (1614-1676), artista que comenzó cultivando el género histórico en el taller madrileño de Juan de Solís y que no se dedicó hasta más tarde al bodegón, bajo la influencia de Daniel Seghers. Al margen de esas obras de la escuela española, la estrella de la subasta son "Dos estudios de un joven", obra pintada por Pedro Pablo Rubens (1577-1640) entre 1615 y 1617 y por la que se confía en que se ofrezcan entre 5,6 y 8,4 millones de euros. El cuadro en cuestión es un estudio para el rey Melchor en "La Adoración de los Magos", que se conserva en el museo de Bellas Artes de Lyon (Francia), y muestra una cabeza levantina de frente y de perfil, respectivamente. Se ignora quien posó para ese personaje, pero a juzgar por su rostro curtido, su camisa sencilla y su sombrero de cuero, se cree que podría tratarse de uno de los obreros que trabajaron en la ampliación de la casa del artista en Wappen (Amberes). La obra fue redescubierta en 1934 cuando un británico que la había comprado en una subasta local del West Country la llevó a Christie's, cuyos expertos la atribuyeron inmediatamente al gran maestro flamenco. Ese mismo año fue subastada en Christie's por 1.560 libras y poco después iba a adquirirla Anton Philips, fundador de la empresa de aparatos eléctricos y electrónicos que lleva su nombre, quien la exhibió como parte de su colección en su residencia de la Villa de Laak. Philips era un apasionado del arte de los viejos maestros y consiguió reunir una importante colección privada, sobre todo de arte holandés y flamenco, parte de la cual se ofrece el 6 de diciembre al mejor postor. Otras obras de la colección Philips incluyen "Paisaje con ganado paciendo en una ribera", de Aelbert Cuyp (1620-1691), y un "Paisaje de río con ganado abrevando y barcos de vela al fondo" así como otra escena en el exterior de una taberna de "Adriaen Jansz. Van Ostade" (1610-1685). A otros coleccionistas pertenece "Virgen con el Niño", de Orazio Gentileschi (1563-1639), que se subasta parcialmente en beneficio del Instituto para el Desarrollo Infantil, de Gdansk (Polonia), sendos retratos de caballeros de Jan Lievens (1607-1674) y Quentin Metsys (1466-1530) y una marina de Jan van der Cappelle (1624/6-1679).

lunes, 26 de noviembre de 2007

Señal de alerta en el mercado internacional



La última obra de Vincent Van Gogh no tuvo comprador en una reciente subasta, demostrando la suba desmedida del mercado de arte internacional; así y todo, el arte sigue siendo una buena inversión.Hace varios meses que comentamos la suba desmedida del mercado de arte internacional y lo preocupante que era ver, luego de once años de suba consecutiva, que se venían las épocas de vacas flacas. Los lotes que quedaron sin vender este mes en Nueva York y en Londres son un buen ejemplo de esto. No hubo ofertas por una estupenda obra de Joaquín Mir en Londres, ni para el último cuadro que pintó Van Gogh antes de suicidarse, lo que prueba que las bases y estimaciones son, en muchos casos, disparates. Igual, algunos festejan, como por ejemplo Hugh Grant, el simpático actor que en 2001 compró una pintura de Andy Warhol en 3,5 millones de dólares y ahora la vendió en 25 millones; un buenísimo retorno. Además, para conseguir lotes, las casas de subastas garantizan la venta en un precio mínimo y si no venden la obra deben comprarla. Eso hizo que cada acción de Sotheby's pasara de 61,4 dólares a 35,58 en tan solo cuatro semanas, una pérdida de 72% en apenas un mes. Quizás un castigo muy grande, ya que vendieron el mismo volumen que hace doce meses, pero estimaban vender 48% más. Ahora tendrán que pagar casi 40 millones de dólares por el Van Gogh y el Braque que estimaban en más de cincuenta millones los dos. Vendieron en precios récord una cabeza en bronce de Picasso (29 millones de dólares) y un lindísimo Paul Gauguin (39 millones). Para aquellos que han realizado inversiones seguras en dólares en esta década, a un estimado de 6% anual su capital, hoy es 90% más en dólares, aunque si hubieran invertido en euros tendrían 50% más. Los que han invertido en comodities han ganado en la década: con el petróleo, 384%; el cobre, 360%; el acero, 130%; y el aluminio, 97%. Los buenos fondos de inversión en arte han ganado 12% anual acumulado, lo que nos da una ganancia de 180%. Estos fondos compran sólo obras de gran calidad que son solamente 2% de las que se ofrecen a la ventay son las que suben geométricamente. En general estos fondos tienen un rendimiento que supera ampliamente a las bolsas de valores y en los últimos 25 años han duplicado los rendimientos del Dow Jones. En España, cuando las obras tienen estimaciones lógicas se venden bien. Una obra de Miquel Barceló, la figura mallorquina más importante del arte español contemporáneo, duplicó su base al venderse en un millón de dólares, pero el comprador no se la pudo llevar a su casa porque el Estado español utilizó el derecho de tanteo y se la quedó en la misma suma. Este sistema debería ser implementado en nuestro país, sin duda alguna. El también contemporáneo Luis Gordillo vio cuadruplicar su base al venderse su obra en 230.000 dólares, sumas imposibles en la Argentina para cualquier artista contemporáneo. Hace seis meses en estas páginas (el 7 de mayo) decíamos que la obra de Henri Matisse estaba barata, y ahora acaban de pagar en Nueva York el precio récord de 30 millones de dólares por una colorida y gracil odalisca. En realidad, su mujer, Amelie Parayre, a quien Matisse cuando la conoció le dijo: «Señorita, la amo profundamente, pero siempre amaré más a la pintura...». Aún no se alcanzaron los niveles de 1990 en el mercado, pero se está muy cerca. Creemos, sin embargo, que vendrá una baja importante a partir de 2008. El peor momento fue en 1997. En esta década, la pintura impresionista ha subido 138% y el arte contemporáneo, 100%. El volumen del mercado es mayor en todos los órdenes 50% promedio, tomando el momento récord de 1990 y la euforia de japoneses y árabes. En fin, el arte es siempre una mejor inversión que cualquier otra, ya que las obras de arte son un bien de uso y las disfrutamos todos los días viéndolas y mostrándolas. También agregan prestigio a quien las tiene. Las demás inversiones que hemos comentado no son bienes de uso y de disfrute, salvo que alguien aumente su adrenalina viendo una pantalla de inversiones o acariciando un papel que representa la inversión. Recordemos que el arte de los argentinos está subvaluado. Estimamos que subirá cerca de 200% en la próxima década.

martes, 20 de noviembre de 2007

SUBASTAN UN TAMAYO ENCONTRADO EN LA BASURA


Subastan en Nueva York el cuadro de Tamayo encontrado en la basura




NUEVA YORK (AFP) — Un cuadro del mexicano Rufino Tamayo encontrado entre la basura en una calle de Nueva York y tasado en un millón de dólares encabeza este martes la subasta de arte latinoamericano en Sotheby's.
"Era un sábado por la mañana", relató Elizabeth Gibson a la AFP. "Salí por un café a las 7 de la mañana. Lo vi en la vereda, entre bolsas de plástico negras de la basura". Gibson, de unos 50 años, es la afortunada neoyorquina que encontró el cuadro 'Tres personajes' de Tamayo fortuitamente en noviembre de 2003, casi dos décadas después de que fuera robado a sus dueños en Houston.
"Dejé de leer mi libro, di marcha atrás y tomé el cuadro, sin buen marco pero en perfectas condiciones". Gibson lo colgó en su casa, donde permaneció años hasta que un amigo más conocedor de arte la puso al tanto de su valor.
El cuadro fue devuelto a su dueña, una viuda que lo recibió como regalo de cumpleaños de su marido ahora fallecido y que decidió mandarlo a la subasta.
Gibson cobró una recompensa de 15.000 dólares y recibirá una comisión que Sotheby's no reveló. La policía federal (FBI) sigue investigando el caso.
"Es una historia maravillosa, un cuento de hadas", comentó a la AFP Patricia Phelps de Cisneros, dueña de una de las principales colecciones privadas de arte latinoamericano y asidua cliente de las subastas de Nueva York.
Fuera de lo anecdótico, los expertos coinciden en destacar el valor intrínseco del cuadro semiabstracto de 98 x 130 cm pintado en 1970 por el artista oaxaqueño. "Es una síntesis clásica de todos los elementos importantes de la obra de Tamayo", comentó Marysol Nieves, del departamento de arte latinoamericano de Sotheby's.
Rojos, violetas, amarillos y grises dominan en la tela, que presenta tres figuras casi abstractas realzadas con juegos de textura mediante la utilización de polvo de arena mezclado con los pigmentos.
"Los colores son fantásticos", comentó por su parte Carmen Melián, que dirige ese departamento especializado de la subastadora. "Tamayo resalta su mexicanidad, pero sigue siendo universal".
Además del Tamayo, Sotheby's subastará casi 300 lotes entre este martes y el miércoles, anticipando una recaudación de entre 21 y 28 millones de dólares.
Fernando Botero, Remedios Varo, Leonora Carrington, Joaquín Torres García, Diego Rivera y Matta figuran entre los artistas consagrados más destacados.
Un enorme tríptico de Matta 'Et At It' fue tasado entre 2,5 y 3,5 millones y un 'Déjeuner sur l'herbe', de Botero entre 1,4 y 1,6 millones. Hay además obras de artistas pertenecientes a corrientes abstractas más recientes, como Guillermo Kuitca, Jesús Rafael Soto o Alejandro Otero.
Las ventas de las grandes subastadoras coinciden con una serie de eventos en la ciudad vinculados al arte de América Latina, incluyendo una muestra de artistas abstractos en la galería Grey de la Universidad de Nueva York (NYU).
El Museo de Arte Moderno (MoMA) abre además el miércoles una importante muestra con sus últimas adquisiciones de arte latinoamericano, que presenta la producción plástica de la región bajo una nueva perspectiva.
Este martes cerró en el barrio de Chelsea la feria PINTA realizada por primera vez por las principales galerías especializadas, que acercaron obras de América Latina a los coleccionistas norteamericanos.

lunes, 19 de noviembre de 2007

EXPOSICIÓN MONOGRÁFICA DE VELÁZQUEZ



Más Fuentes:El Cultural (Artículo de Fernando Checa)


EP - Madrid.- Los Reyes inauguraron hoy la exposición 'Fábulas de Velázquez. Mitología e historia sagrada del siglo de Oro' que reúne 28 obras del pintor sevillano sobre la historia sagrada, la mitología o el mundo antiguo, enfrentadas con otras 24 obras de artistas que fueron para Velázquez inspiración o punto de partida. Acompañaron a los Reyes en su visita, el ministro de Cultura, César Antonio Molina y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Protagonista de esta muestra, que pone el acento en el carácter narrativo de Velázquez, es la 'Venus del Espejo', una de las obras más emblemáticas del artista, procedente de la National Gallery de Londres. Junto a ella se exhiben por primera vez en el Prado cuadros como 'San Juan Evangelista', 'Cristo y el alma cristiana' o 'Inmaculada Concepción'. En total, esta muestra que permanecerá abierta hasta el próximo 24 de febrero, incluye doce préstamos de importantes museos internacionales. El director del Prado, Miguel Zugaza, señaló hoy que esta exposición, comisariada por Javier Portús, "deslinda un capítulo relevante" en la obra de Velázquez, compuesta en su mayoría por retratos y paisajes, y ahonda en el "conocimiento del pintor sevillano y de sus estrategia narrativas". Comenzando por 'Cristo en casa de Marta y María' y terminando en el mítico cuadro de 'Las Hilanderas', la muestra repasa cuatro décadas de creación y exhibe obras "complejas y singulares" que reflejan "el amor de Velázquez por la realidad y la paradoja", según explicó Javier Portús, conservador del Museo y comisario de la muestra. En el recorrido se podrán contemplar también emparejadas algunas de las obras más representativas de Velázquez con las de otros grandes artistas de temática similar. Ejemplo de ello son 'Los borrachos' y 'Joven con cesto de frutas' de Caravaggio; la "Venus del espejo" y 'Las tres Gracias" de Rubens', o "Cristo crucificado" y el 'Cristo yacente' del escultor Gregorio Fernández, una joya artística, venerada en la capilla de El Pardo Esta exposición forma parte del programa inaugural de la ampliación del Prado y está patrocinada por la Fundación AXA Winterthur en colaboración con la Comunidad de Madrid. En este sentido, el consejero de Cultura y Deportes de la CAM, Santiago Fisas, señaló que esta muestra es "excepcional e irrepetible", ya que por primera, y quizás ultima vez, se admiren juntas obras del maestro sevillano, "que están desperdigadas por los museos de todo el mundo". Junto a estas singulares parejas, se exhiben también esculturas de Martínez Montañes; pinturas de Tiziano y Caravaggio; obras del Greco, Rivera o Zurbarán; y piezas de los principales pintores extranjeros en activo cuya obra conoció y en algún caso influyó en Velázquez como es el caso del flamenco Rubens, Poussin, Claudio de Lorena o los italianos Guercino, Guido Reni o Máximo Stanzione. Todas ellas son "un homenaje a la tradición pictórica", según Javier Portús, y muestran a los artistas con los que aprendió o se midió Velázquez en su carrera artística. Así, entre las obras de otros autores que se pueden resaltar de esta exposición están 'El triunfo de David' de Poussin, 'San Juan Bautista' de Martínez Montañés; 'José y la mujer de Putifar' de Guido Reni; 'Inmaculada Concepción' de Alonso Cano; o 'Heráclito' de Rubens. Siguiendo un criterio temático y cronológico, la exposición se divide en siete secciones que permiten apreciar la evolución del arte de Velázquez. La primera sección, denominada 'Sevilla, religión y vida cotidiana', presenta la pintura religiosa de Velázquez antes de su asentamiento definitivo en la Corte en 1623. El siguiente apartado, 'Mitología y realidad: Los borrachos' centrado en este cuadro de tema báquico, muestra hasta qué punto el naturalismo fue un lenguaje apropiado para construir narraciones mitológicas y traducirlas en términos de cotidianeidad. Bajo el epígrafe 'El horizonte romano' se enmarca la tercera sección de la muestra en la que se incluyen dos grandes cuadros de 'historia' que realizó durante su primer viaje a Italia. 'La Fragua de Vulcano' y 'La túnica de José'. A continuación se repasan los años posteriores al regreso de Velázquez de Italia en el que realizó cuatro grandes obras religiosas, entre las que destaca el 'Cristo crucificado'. Las dos siguientes secciones, 'El desnudo' y 'La filosofía y la historia' reúnen en su mayoría obras realizadas a partir de la década de los treinta, que reflejan al Vélazquez "más cortesano" que se ha empapado del lenguaje de las colecciones reales. Momento en el cual, Velázquez formuló el que sería su estilo definitivo, caracterizado por los valores cromáticos. "Con el color, Velázquez encuentra la sensación de vida y movimiento", apuntó Javier Portús.


domingo, 18 de noviembre de 2007




Gaudí, Warhol y Koons, responsables de las obras más caras
Christie's ha logrado 642 millones de euros y Sotheby's, 418

Dos de las obras de arte subastadas en Nueva York: 'Coloured Liz' y 'Blue Diamond'


NUEVA YORK (EEUU).- A pesar de la crisis financiera que atraviesa EEUU, las casas de subastas Christie's y Sotheby's cerraron con resultados récord sus tradicionales subastas de otoño en Nueva York.
Christie's ingresó en dos semanas por la venta de arte impresionista, moderno y contemporáneo 937 millones de dólares (unos 642 millones de euros al cambio actual), más que los 866 millones de dólares que consiguieron el año pasado.
La casa rival, Sotheby's, alcanzó esta semana los 418 millones de dólares (en euros, 293 millones) sólo con el arte contemporáneo, superando sus propias expectativas, que estaban entre los 298 y los 402 millones de dólares.
"Nuestra subasta de otoño es una prueba de que el mercado del arte está más fuerte que nunca", dijo el director de Christie's América, Mark Poryer. Por su parte, un responsable de Sotheby's, Tobias Meyer, dijo que sigue habiendo en todo el mundo "hambre" por arte contemporáneo de alta calidad.
Según Christie's, aproximadamente la mitad de los compradores fueron coleccionistas estadounidenses. Una cuarta parte provino de Europa y el resto, de otros países como Rusia, Japón y países árabes.
Subastas históricas
Las millonarias cifras de algunas de las obras de arte subastadas en este otoño tienen gran parte de la culpa de los excelentes dividendos. Un biombo de Antonio Gaudí alcanzó el millón de euros. Para vender la pieza de arte realizada en madera de cobre y cristal corolado de rosa, Christie's señaló que "es un buen ejemplo de la personalidad de la casa (La Pedrera, en Barcelona) por su juego de contrastes entre elementos opacos y traslúcidos".
Pero no fue la última superventa de esta casa neoyorquina. El actor británico Hugh Grant ganó en Chrieste's 21 millones de dólares (23, menos la comisión del 12% de la casa) por subastar el famoso cuadro 'Colored Liz' que Andy Warhol pintó en 1963 de la actriz Elizabeth Taylor. Y el escultor Jeff Koons consiguió 10,5 millones de dólares con su escultura 'Blue Diamond' (diamante azul). Aunque ambos precios estaban por debajo de las estimaciones.
Por su parte, Sotheby's vendió el gigantesco 'Hanging Heart' (corazón colgante) del mismo escultor por 23,5 millones de dólares. Jeff Koons se convirtió así en el artista vivo que más caro ha vendido su arte. En la misma velada la casa de subastas de Nueva York superó las previsiones al adjudicar por 45,9 millones de dólares un estudio de tauromaquia del artista irlandés Francis Bacon y 33 por su autorretrato.

FERIARTE

FERIARTE
Fuente El Economista (Cristal de Vanguardias)

Las obras de arte y antigüedades en España se revalorizan hasta un 10% al año


En España existen unos 600 galeristas y anticuarios que ofrecen piezas en el mercado del arte y las antigüedades que alcanzan una revalorización media anual del 10 por ciento.Según un estudio de la Feria de Arte y Antigüedades (Feriarte), que se celebra desde hoy hasta el 25 de noviembre en Ifema, el mercado del arte ha crecido en los últimos años frente a la baja rentabilidad que ofrecen las inversiones en algunos activos y bienes de determinados sectores de la economía.Las inversiones en arte y piezas patrimoniales actualmente representan una alternativa para que los inversores no pierdan su actual poder adquisitivo, en un mercado estable con una rentabilidad media que oscila entre el 8 y el 10 por ciento anual para inversiones sobre bienes patrimoniales, antigüedades y obras de arte.Los expertos en arte y antigüedades destacan que lo más importante para garantizar la rentabilidad es hacerlo en piezas de calidad que posteriormente puedan tener salida en el mercado y que mantengan su precio incluso en épocas de crisis por su alto contenido y valor artístico.Para el presidente de la Asociación de Anticuarios de Madrid, Daniel Cardani, las inversiones en arte y antigüedades suponen un refugio ante la caída de muchos activos en el mercado mundial por la crisis crediticia que afecta a Estados Unidos.Según Cardani, la prueba de esta tendencia es que en los últimos meses las compras de piezas con valor histórico han aumentado en Gran Bretaña y Estados Unidos, sobre todo en obras de arte moderno y contemporáneo, y es una tendencia que se sigue en otros países europeos.Sobre el mercado nacional, el pasado mes de octubre se celebró la cuarta subasta de arte español, en un evento en el que se superaron todas las previsiones al venderse un total de 156 obras por un valor de 15 millones de euros, cifras que, para Cardani, 'están muy por encima de las estimaciones iniciales tanto en arte moderno como antiguo'.Los artistas más demandados en la actualidad son Valdés, Barceló y otros representantes del informalismo español de los años 50, como Saura, Tapies, Feito y Lanogar, entre otros, mientras que el arte español de los 80, con autores como Gordillo, está en auge.En el mercado del arte nacional existen piezas muy importantes con un valor que oscila entre los 100 y 300 millones de euros, y está compuesto en su mayoría por una oferta de piezas españolas.No obstante, existe cierta tendencia a 'ralentización del mercado medio', según apunta este estudio de Feriarte, debido a que la inversión en antigüedades y obras con precios de entre 6.000 y 7.000 euros han descendido en el último año.En cuanto al perfil del comprador español, este difiere del común del resto de Europa, debido a que suelen ser personas cultas que entienden de arte cuya edad oscila entre los 40 y 50 años, frente a la media europea que es de 60.

jueves, 15 de noviembre de 2007

La Fuensanta




LONDRES CÓRDOBA.- La 'Fuensanta' del pintor español Julio Romero de Torres se ha vendido por 1.173.375 euros en una subasta celebrada por la firma Sotheby's en Londres. La obra, que ilustró el billete de 100 pesetas del Banco de España hasta 1978, fue adquirida por teléfono por un comprador privado anónimo, según fuentes de la casa de subastas.
'Fuensanta', de Julio Romero de Torres, desaparecido durante décadas ha sido el cuadro estrella de la subasta de pintura española organizada por Sotheby's en Londres.
Hasta ahora, el dueño del cuadro era un ciudadano argentino que lo compró en 1994, uno de los últimos datos que se tienen del paradero de un cuadro que desapareció en 1930, tras ser exhibido en la Exposición Iberoamericana de Sevilla. Sólo se conservaba una fotografía.
"Lo importante que tiene es que es un pedazo de la historia de España que hay que llevar de vuelta allí", explicó momentos antes de la subasta Mercedes Valverde, directora de los museos municipales de Córdoba y quien viajó a Argentina recientemente para certificar la autenticidad de la obra.
Así, acompañando a Romero de Torres en Londres, han estado distintos representes de la pintura española como el padre de Julio Romero, Rafael Romero y Barros, Sorolla, Zuloaga, Rusiñol, Mir y cuatro pequeñas obras de Fortuny, muy poco frecuentes en las subastas.
Julio Romero de Torres (1874-1930) pintó 'Fuensanta' pocos meses antes de su muerte en el otoño de 1929, una época en la que trabajó sobre otras dos de sus obras más importantes, 'La Chiquita Piconera' y 'Bodegas Cruz Conde'.
El cuadro recoge en intensidad toda la trayectoria profesional de este artista cordobés que centró su esfuerzo en retratar la mujer arquetípica andaluza. La modelo fue María Teresa López González, nacida en Argentina, pero que después de la Primera Guerra Mundial se trasladó con su familia a España y que con sólo 14 años posó por primera vez para el artista, de quien se convertiría en modelo favorita.
Su imagen fue elegida en 1953 para ilustrar los billetes de 100 pesetas. Fueron los de mayor tirada de la historia de la moneda y permanecieron en circulación hasta 1978.
Los otros lienzos
Junto a 'Fuensanta', figura 'Joven de perfil'. El lienzo, pintado al óleo y temple, mide 65 por 42 centímetros. Su tema es clásico en el pintor: una mujer con un objeto cotidiano en la mano.
'La Fuensanta' estuvo perdida durante años y sólo se conocía a través de una vieja fotografía. Recientemente, reapareció en poder de un abogado y coleccionista argentino
Además de los cuadros del "pintor de la mujer morena", como reza la copla, en la subasta se han ofrecido también al mejor postor otras obras interesantes, entre las que los organizadores de la venta destacan una del padre de ese artista, Rafael Romero y Barros (1832-1895).
Se trata de una imagen de la Feria de Sevilla pintada en 1862, precioso y minucioso documento de la actividad de esa feria de ganado, que abunda en detalles interesantes y está además, según el experto Adrian Biddell, en perfecto estado de conservación, por lo que podría alcanzar un precio récord para ese artista.
Otro de las joyas de esta subasta ha sido 'Vista de Madrid desde el Manzanares'. Esta obra, pintada hacia 1908, es una de las pocas representaciones de la capital que ejecutó Sorolla. De Joaquín Sorolla también se subastarán 'Barcos en el puerto', 'En la playa' y 'Barcas en la playa'.
Con el telón de fondo de Madrid ha habido también varias obras de Eugenio Lucas Velázquez (1817 1870) y Eugenio Lucas Villamil (1858-1918), padre e hijo. Estos seguidores de Goya retrataron con frecuencia temas del folclore local como las corridas de toros o fiestas populares.

Bacon y Koons logran la mayor venta de la historia de Sotheby's

NUEVA YORK, EEUU (Reuters) - De la mano del precio récord de una escultura de Jeff Koons y de los 46 millones de dólares (31 millones de euros) pagados por un lienzo de Francis Bacon, Sotheby's se recuperó el miércoles de una floja venta de arte impresionista para alcanzar el total más alto de su historia en una subasta de arte contemporáneo y de la posguerra.
Ambos trabajos de Koons fueron comprados por la Gagosian Gallery, uno de los primeros marchantes de arte contemporáneo de Manhattan.
Anthony Grant, especialista sénior internacional de Sotheby's de arte contemporáneo, definió el precio por la obra de Koons como "el récord más importante de las últimas dos semanas".
La agotadora venta, la última de las subastas clave de otoño para las dos casas rivales, desmintió a los pesimistas que habían proclamado que el mercado del arte contemporáneo estaba sobrevalorado. La subasta impresionista de Sotheby's hizo un pobre papel la semana pasada.
Según Tobias Meyer, responsable de Sotheby's de arte contemporáneo, los resultados mostraban "el hambre por la alta calidad que estamos experimentando de una comunidad totalmente global".